Como hacer una estupenda pizza a la piedra en casa




piedra pizza


Siempre me han apasionado esas pizzas crujientes de los restaurantes, hechas en horno de piedra, mmmmm se me hace la boca agua.

Aunque no tengo un horno de piedra, he encontrado una herramienta que me ayuda a conseguir ese punto en las pizzas, la piedra refractaria o piedra para horno, que no es otra cosa que una pieza de cerámica muy resistente, que nos permite hornear a la piedra consiguiendo resultados similares al clásico horno de leña.

Esta piedra se calienta al mismo tiempo que el horno, absorbe la humedad de la masa y crea una superficie donde se reparte el calor por toda la base, esto hace que quede crujiente. Es estupendo para pizzas y panes, pero también se puede utilizar para carnes (en una fuente claro). Hay que tener en cuenta que la piedra aumenta la temperatura del horno, por lo que el tiempo de cocción es mas rápido.

Estas piedras son delicadas, ya que los cambios bruscos de temperatura pueden hacer que se quiebren, por eso hay que tener en cuenta una serie de instrucciones:

- La piedra ha de introducirse en el horno bien seca y antes de encenderlo. Se debe calentar progresivamente al mismo tiempo que él.
- La temperatura del horno no ha de ser mayor que 200º.
- Una piedra de un grosor fino tarda una media hora en alcanzar su temperatura ideal, es entonces cuando incorporamos la pizza o el pan.
- Una vez terminada la cocción la piedra a de dejarse que se enfríe dentro del horno.
- Nunca echar agua fría hasta que no se haya enfriado completamente.
- No se debe lavar con jabón.
- No utilizar sobre fuego directo.

Ahora toca comprar, si buscáis en Internet hay una gran variedad de precios. Evidentemente el precio influye en la calidad de la piedra y por tanto en el horneado, de todas formas encuentro que no es necesario gastarse mucho dinero para obtener buenos resultados, una piedra de 20 euros es mas que de sobra.

Vais a encontrar piedras redondas, cuadradas, gruesas y finas. Mi recomendación es que compréis una piedra cuadrada de las medidas de vuestro horno, porque siempre será mas fácil de manejar a la hora de poner la pizza o el pan sobre ella. Además también os servirá para hacer carnes.

Con respecto a grueso fino, la diferencia es que las piedras gruesas tardan mas en calentarse, como una hora, mientras que las finas tardan en torno a la media hora. Que sea gruesa o fina no afecta al resultado final, la única diferencia es que la fina es menos resistente que la gruesa y puede quebrarse antes.

Una solución estupenda y muy económica es comprar ladrillos refractarios de obra se colocan en la base del horno y voila. Puedes colocar los ladrillos para que cubran toda la base y si alguno se rompe no pasa nada porque es fácil de cambiar y económico, cada ladrillo cuesta menos de 1 €.

Para las piedras cuadradas funciona muy bien utilizar la pala, facilita la entrada y salida de la pizza y ayuda a evitar quemaduras.

Así que ya sabéis, si queréis hacer deliciosas pizzas a la piedra no dudéis en adquirir una de estas.  Si quereis, antes de comprarla podéis probarla en el curso de pizza de La Cocina de Mirinda. Y si os gusta la podeis comprar en el mismo curso.

Os indico algunas tiendas on line donde podéis encontrarlas:
Bonfocs:  Tiene piedras redondas y cuadradas además de palas.
El amasadero:  Tiene piedras rectangulares de varios grosores y redondas.
Todo para tu cocina: Tienen piedras y palas a un precio bastante bueno.

Tambien existen las piedras de gres, son mas resistentes pero mas caras. Las que mas me gustan son las de Emily Henry y las podéis comprar en Claudia and Julia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Follow by Email