MASA MADRE




Para los que no sepáis que es la masa madre, es una masa donde se han activado las levaduras naturales presentes en los cereales. Esta levadura natural es lo que tradicionalmente se ha utilizado para fermenter el pan, bizcochos, pizzas, etc.

Es muy fácil de preparar, lo único que necesitáis es agua y harina integral, hacer una mezcla de la misma proporción de agua que de harina, colocarla en un lugar templado sin cambios bruscos de temperatura, y alimentarla todos los días hasta que se active. Nuestra intención es capturar los microorganismos presentes en el aire, para que, junto con la levadura presente en los cereales creen un cultivo que impida prosperar a microorganismos indeseados.

Necesitaremos:

- Un bote de cristal, mejor si es grande.
- Harina integral. No sirve la harina blanca porque no tiene los granos de cereal donde están presentes las levaduras.
- Agua a temperatura ambiente. Hay que dejar que el agua repose un poco para que pierda el cloro.
- Tiempo y paciencia, :D.

Dia 1:

Mezclamos la misma cantidad de agua y harina, haciendo una masa liquida. Intentaremos no llenar el bote mas de la mitad. Lo dejamos reposa 24 horas, destapado y sin moverlo.

Dia 2:

Verás que no ha pasado nada, quizás unas pequeñas burbujas y un liquido marron en la superficie. No te preocupes, todo esta correcto. Vaciamos la mitad de la cantidad del bote y añadimos la misma proporción de agua y harina, sin pasarnos de la mitad. Mezclamos bien.

Dia 3:

La masa ya ha empezado a subir. Si todavía no lo ha hecho, no te preocupes, quizás la temperatura no es lo suficientemente tibia y necesita mas tiempo, tu sigue intentando.
Si te ha subido, percibiras un olor como a yogurt, diferente al que hayas podido oler en otras ocasiones, esto significa que todo va bien.
Hacemos lo mismo, vaciamos la mitad de la cantidad del bote y llenamos con la misma proporción de harina y agua, sin pasar de la mitad.

Día 4:

Podemos ver ya como ha fermentado, parece que ha hecho una explosion, a mi, en ocasiones se me llega a salir del bote. Que bonito, ya tenemos nuestra masa madre.

Si no ha fermentado y empieza a oler a podrido, eso significa que tienes que tirarlo y empezar de nuevo. Probablemente el lugar y la temperatura no eran adecuados. Empieza de nuevo en un sitio diferente.

Si no ha fermentado pero el olor es agradable, como el que hemos descrito antes, eso significa que tu masa necesita mas tiempo, sigue con el proceso hasta que suba. A mi la primera vez tardo una semana.

Conservacion de la masa madre:

Hay varias maneras de conservar la masa madre:

1. Hacer un agujero en la tapa del bote y meterlo en la nevera. Veremos que va perdiendo las burbujitas y se quedaja como grisacea. Mientras huela bien no te preocupes, eso significa que estan en proceso de letargo. Cuando vayas a utilizarla, solo tienes que despertarla de nuevo sacandola de la nevera y alimentandola con la misma proporcion de harina y agua. Suele tardar un dia o dos en activarse de nuevo.

2. Dejandola secar: sobre papel de horno estiramos la masa, que quede lo mas finita posible. La dejamos secar unos días y luego la rompemos haciendo copos. La guardamos en bolsas con cierre para que sea lo mas hermetico posible. Cuando queramos despertarlo solo tendremos que alimentarla de nuevo disolviendo los copos en con la misma proporción de agua y harina. Suele tardar un día o dos.


Os dejos un link donde aprendí yo y creo que lo explican de maravilla:

http://tequedasacenar.com/como-hacer-masa-madre-como-hacer-pan-13/









0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Follow by Email