Canapé de patata confitada con chorizo y huevo de codorniz.




Que delicia el dia que hice este canapé, la patata con huevo y chorizo es una santísima trinidad que siempre queda bien. Hay millones de recetas en internet para hacer tapas con estos ingredientes pero esta me llamo la atención porque visualmente quedaba muy bien, así que me decidí y la verdad es que no es una tapa nada complicada.

Necesitamos:

- 1 o 2 patatas, que sean grandecitas para que tenga una buena base.
- chorizo en lonchas. Necesitaremos las mismas lonchas que rodajas de patata. De una patata grandecita podremos sacar unas 6-7 rodajas.
- Huevos de codorniz, igual cantidad que rodajas de chorizo.

Lo primero es pelar, lavar y cortar las patatas en rodajas de un dedo de grosor mas o menos. Las salamos y las confitamos en aceite hasta que estén blandas.

Con la tecnica del confitado lo que pretendemos es cocer la patata en aceite, para ello el aceite nunca debe hervir porque si no se freirían en vez de cocerse. Si tenéis un termómetro de cocina tenéis que mantener la temperatura entre 60 y 90º hasta que las patatas estén blanditas pero no se deshagan, mas o menos unos 45 minutos.

Si no teneis termometro no os preocupeis, primero poned el aceite a medio fuego hasta que empiece a calentarse, entonces lo bajáis y lo mantenéis a una temperatura baja. Si veis que empiezan a salir burbujitas, bajad el fuego, pero si veis que queda muy frio subirlo un poco, con cuidado de que no hierva. En una vitro la posición ideal sería el 3.



Después de confitarlo, yo freí un pelín las patatas poniendo el aceite a fuego alto, para que cogiesen un color doradito. De esta manera quedaron crujientes por fuera y tiernitas por dentro. Esta textura fué lo que le dio magia al pincho.

Una vez tenemos las patatas confitadas, freímos las lonchas de chorizo en un plancha y los huevos de codorniz.

El motaje es como el que veís en la foto: patata, chorizo y huevo….. una delicia.




0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Follow by Email