SARMALE O COL RELLENA



Cuando era pequeña, en mi casa trabajaba una mujer maravillosa de Rumanía que nos enseñó a cocinar un plato típico de su país, Sarmale, que son hojas de col rellenas de carne y verduras y guisadas al horno.

A esa edad, no me gustaba la col, sin embargo este plato me encantaba, me generaba adicción y no podía parar de comer. Como no sabíamos el nombre del plato las llamábamos “las bolitas de la rumana” y siempre estaba pidiendo a mi madre que nos las cocinara, me encantaba ayudarla a rellenar las bolitas.

Con el tiempo aprendí el nombre y he visto que hay diferentes versiones de este plato por Europa y Asia, cada uno con su diferencia particular. Es un plato tan bueno que incluso ha llegado a Corea, China y Japón donde se llama “rouru kyabetsu”.

Ingredientes:
  • 500 gr. de carne picada de ternera
  • 200 gr. de carne picada de cerdo.
  • 100 gr. de arroz
  • 6 cebollas medianas
  • 2 pimientos rojos
  • 3 zanahorias
  • 1 puerro
  • 1 col grande
  • sal
  • pimienta negra
  • tomate frito
  • un poco de caldo de pollo

Pelamos y picamos las verduras muy picaditas, lo máximo que podamos. Las zanahorias las podeis rallar, se integra mejor en el relleno, pero cuesta mucho y el resultado final no cambia tanto, yo prefiero picarlas.


Freimos las verduras picadas. Yo prefiero ir friendolas por separado, pico el pimiento y lo frio, mientras se frie pico las zanahorias, cuando este hecho el pimiento frio las zanahorias y mientras pico la cebolla, etc.

Si prefieres freirlo todo junto ten en cuenta el tiempo en que tardan en freir, el pimiento tarda mas asi que lo mejor es freir primero el pimiento rojo, cuando lleve un rato añadimos las zanahorias y mas tarde las cebollas. Por último el puerro que es lo que tardará mas en hacerse.


Mientras tanto cocemos el arroz. Ponemos una olla con abundante agua y un poco de sal, cuando rompa a hervir añadimos 200 gr. de arroz y apagamos el fuego. Lo dejamos unos 3 minutos y colamos. Quedara semicrudo, mas tarde terminará de cocer al horno.


En un bol ponemos la carne picada, el arroz, las verduras, sal pimienta, tomate frito al gusto y un poco de caldo de pollo. Lo que yo hago con el caldo de pollo es concentrarlo mucho y luego lo congelo en cubos. Para esta receta he utilizado dos cubos. Mezclamos bien.

Ahora vamos a preparar la col. Vamos a separar las hojas una por una y enteras. Para ello le damos la vuelta y hacemos un corte en las base de las hoja y separamos la hoja.
Cuando ya tengamos todas las hojas separadas podemos a hervir agua con un chorrito de vinagre en una olla lo suficientemente grande que entren las hojas de col mas grandes. Escaldamos las hojas, una por una, unos segundos hasta que se pongan blandas. Esto es muy importante, ya que si no la hoja estará muy dura y no será maleable para enrrollarla.

Reservaremos un par de las hojas mas grandes exteriores, que suelen ser mas feas y duras. También apartaremos las mas pequeñas que cueste rellenar y las que estén rotas.

Una vez tengamos todas las hojas empezamos a rellenar. Para ello quitamos la parte dura de las hojas y las colocamos en la base de la olla junto con las hojas mas estropeadas y las pequeñas, así formamos una base para que protejan las bolitas y no se quemen. En un extremo ponemos una o dos cucharadas grande de relleno de relleno, según el tamaño de la hoja. Primero enrollamos hacia arriba y plegamos el lateral. Seguimos enrollando y plegamos la parte superior hacia dentro. Doblamos el rollo y enrollamos hacia abajo.

En la olla que hemos colocado la base de los trozos duros de las hojas y las hojas estropeadas, vamos colocando las bolitas. Es importante que queden bien juntas y un poco apretadas para que después no se desenrollen. Durante la cocción, el arroz absorberá el agua de la col y aumentara el volumen, así quedaran mas presionadas. Cuando hayamos colocado todas las piezas, ponemos por encima las hojas mas grandes y tapamos la olla.

Precalentamos el horno a 220º. Ponemos la olla a cocer hasta que empiece a hervir y lo metemos al horno durante tres cuartos de hora. Sacamos del horno y dejamos reposar 15 minutos. Y ya tenemos nuestro sarmale.

Servimos con un poco de nata agria y eneldo por encima.

Aconsejo comerlas de un día para otro dejándolas a temperatura ambiente. Una vez se meten en la nevera no están tan ricas.







0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Follow by Email